1 Adulto
  • 1 Adulto
  • 2 Adultos
  • 3 Adultos
  • 4 Adultos
  • 5 Adultos
  • 6 Adultos
  • 7 Adultos
  • 8 Adultos
0 Niños
  • 0 Niños
  • 1 Niño
  • 2 Niños
  • 3 Niños
  • 4 Niños
  • 5 Niños
  • 6 Niños
  • 7 Niños
  • 8 Niños
0 Infantes
  • 0 Infantes
  • 1 Infante
  • 2 Infantes
  • 3 Infantes
  • 4 Infantes
  • 5 Infantes
  • 6 Infantes
  • 7 Infantes
  • 8 Infantes

Aeroméxico presenta su primer Boeing 787 Dreamliner

  • Se trata de la entrega número 75 de este modelo.
  • Los adelantos tecnológicos del Boeing 787 cambiarán la experiencia del volar.
  • La configuración del equipo permitirá ofrecer una mayor comodidad a los pasajeros.

México, D.F., a 21 de agosto de 2013.- Aeroméxico, la línea aérea transcontinental más grande de México, presentó hoy su primer Boeing 787-8 Dreamliner en su nuevo Hangar de Mantenimiento ubicado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Con ello, Aeroméxico se ubica dentro de las primeras 14 aerolíneas en el mundo en operar el avión más moderno y equipado de la industria aérea en beneficio de todos sus pasajeros.

El Boeing 787 Dreamliner tiene adelantos tecnológicos y estructurales únicos en su tipo. La configuración de cabina tiene 32 asientos con inclinación 180 grados “full flat bed” en Clase Premier, y 211 asientos de última generación con mayor espacio en Clase Turista. Además de interiores “Sky Interiors”, equipados con iluminación led, así como ventanas considerablemente más grandes que los aviones de su tipo y una presurización que reduce la fatiga en vuelo.

Este nuevo avión además contará con sistemas personales de entretenimiento con pantallas Panasonic de 16 pulgadas “Elite High Definition” en Clase Premier y “Eco Monitor touch screen” en Clase Turista, en los que se podrá disfrutar de una gran variedad de más películas y series de televisión. Contará también con un sistema de “Moving Maps” que ofrece la información del vuelo en tiempo real, la aplicación Jukebox que permite programar playlists con 1,500 canciones ofrecidas en el sistema; iConnect para sincronizar un iPod en el sistema de entretenimiento y el sistema Seat Chat, que sirve para comunicarse con otros pasajeros en el avión, entre muchos otros avances.

De igual manera, los equipos Dreamliner están equipados con motores General Electric GEnx-1B cuya estructura es de fibra de carbono, además de sistemas y maquinaria de alta eficiencia que permite optimizar costos operativos y de mantenimiento. Todo esto se traduce en importantes beneficios en términos ambientales, ya que este avión logra reducir significativamente la contaminación por menores emisiones de bióxido de carbono (CO2), además de abatir el ruido del despegue y aterrizaje.

Andrés Conesa, Director General de Grupo Aeroméxico señaló: “Como mexicanos hay que sentirnos orgullosos que por primera vez una aerolínea nacional va a tener un avión que muchas otras aerolíneas globales aún no operan”. Recalcó además que: “Las ventajas competitivas que ofrecerá el Boeing 787-Dreamliner de Aeroméxico permitirán ofrecer un producto de talla mundial a nuestros clientes”.

Por su parte, Van Rex Gallard, Vicepresidente de Ventas para América Latina, África y el Caribe de Boeing Commercial Airplanes apuntó "Este es realmente un día histórico para todos nosotros en Aeroméxico y Boeing. Estamos orgullosos de continuar con este legado de colaboración que va desde el inicio de la era del jet y más allá. El 787 Dreamliner llevará a Aeroméxico a nuevos estándares de eficiencia y desempeño, además de ofrecer un nivel de confort y beneficio mejorado para los pasajeros de Aeroméxico".

Cabe recordar que el Boeing 787-8 iniciará operaciones comerciales en octubre con sus primeros vuelos en algunas rutas domésticas, y a partir del 14 de octubre operará las tres frecuencias semanales entre la Ciudad de México y Tokio, Japón.

El segundo y tercer equipo que recibirá Aeroméxico este año, de un total de 19, serán destinados para operar las rutas entre la Ciudad de México–Nueva York y Ciudad de México-París a partir de octubre y noviembre, respectivamente.

La llegada e incorporación del Boeing 787-8 representa un gran momento para Grupo Aeroméxico; además de ser un hecho sin precedentes para la aviación nacional. Con ello, la aerolínea refrenda su compromiso con sus clientes y con el desarrollo del país.