Colombia - Español

 Lima, Perú

Lima: ¿qué visitar?

Historia, gastronomía, salsa y playas: todo aquello que Lima esconde


A cada paso que se da se experimenta un vivo mestizaje que, desde la conquista española, permitió el nacimiento de una de las más fantásticas urbes del Nuevo Mundo. Se trata de la Lima que, desde su centro, se extiende un pasado colonial hacia un flujo incesante de modernidad. Se trata de la Lima que, a orillas del mar, con su riquísima oferta gastronómica, fruto de su diversidad, edificios ancestrales, dotó de vida las historias de Mario Vargas Llosa y, de esa manera, ha quedado atrapada en el tiempo.


Esa misma interrupción del tiempo permite que, de barrio en barrio, Lima se pueda recorrer en plenitud. Comenzando por su maravilloso Centro Histórico, donde se eleva para ser admirado una y otra vez la Catedral de Lima, símbolo de la Plaza Mayor cuya primera piedra, cuentan las voces de la historia, fue colocada por el conquistador Francisco Pizarro. Y, coronando el centro de la típica pero hermosa plaza colonial, una pileta de bronce que data del siglo XVII. A ella se le unen más de 600 monumentos históricos que evocan suspiros de la época virreinal.


Catedral de Lima

Gastronomía peruana: diversa por su influencia cantonesa, japonesa, italiana 

En su infinita hilera de edificios históricos, siempre encontrarás locales en los cuales surtirse de la gastronomía producto de la fusión culinaria que inició hace más de 500 años gracias al choque cultural entre incas, españoles y viajeros llegados de Asia. Es por eso que el intercambio cultural ha dado fruto a una gastronomía (con influencia japonesa, cantonesa e italiana) en constante ebullición, como lo refleja que dos de sus restaurantes peruanos se ubiquen en la lista de los 50 mejores del mundo, según la publicación inglesa Restaurant: Central  y Astrid & Gastón

Es por eso que vale la visita a Lima debe llevar, sin importar nada más, a que el viajero pruebe aquellos platos típicos como las chifas, las cebicherías y, por supuesto, los restaurantes más tradicionales de cocina peruana. Esta aventura en el magnífico mundo culinario peruano, dotado de mil sabores, sólo invita a descubrir más allá de lo que esconde esta ancestral ciudad.

Sitios históricos de Lima

Entre aquellos monumentos conservados en honor al pasado, destacan, la pirámide de barro llamada la Huaca Pucllana, ubicada en el barrio de Miraflores, tantas veces descrito por Vargas Llosa, la iglesia y Convento de San Francisco, plazas centenarias como San Martín, Bolívar, Francia o la plazuela del Teatro Segura, o palecetes como el del Arzobispado y el Municipal en plena Plaza Mayor, el Congreso de la República y el Palacio de la Inquisición, cuya memoria está tan arraigada en la cultura hispana.

Centro historico de Lima

 

Surfeando las mejores olas de Lima: la Costa Verde

Ante esta oleada inacabable de historia, la modernidad se ha hecho, paso por paso, de un lugar en Lima. Dicha razón ha convergido en la construcción de centros que asemejan el trascendental puente entre historia y modernidad, como la playas de la Costa Verde, que se ubican en Lima, un paraíso que sólo puede ser descrito por los surfistas que día con día montan las olas de Puntas Rocas, Puerto Viejo y Señoritas y confirman que éste es un centro neurálgico de este deporte tan cargado de adrenalina.En estas increíbles playas inmersas en la ciudad también es posible realizar parapente.


Noches de salsa en Lima

La diversidad cultural de Lima, claro está, también se refleja en sus noches de salsa, o, si se opta por continuar por el trayecto hacia épocas ya extintas, se puede tomar una copa en el bar del Gran Hotel Bolívar. Aunque las novedades de Barranco como el Ayahuasca y el Bar Picas cuentan con la energía y ambiente suficiente para que el viajero se transporte, en una misma noche, desde siglos pasados a lo más moderno de Lima.

Chullos peruanos


Toma el tren a Machu Picchu 

Más allá de las costas de Lima el camino de cultura que pervive en las entrañas peruanas lleva los pasos al Cuzco y Machu Picchu que, a diferencia de Lima, no deja de ser descrita una y otra vez porque, en realidad, no hay palabras que puedan acercarse a definir la magnificencia del lugar. Para llegar a este lugar, lo mejor es tomar el Machu Picchu Train que parte desde el pueblo de Ollantaytambo y recorre místicos ríos, picos nevados y enormes bosque, hasta llegar al pueblo anhelado.

Es por eso que, quizá, sólo Vargas Llosa se ha acercado a definir lo que es este lugar:

“No me canso de mirar, no me canso de entender, de observar, de descubrir de respetar este santuario mágico, único en el mundo: un lugar cuya sacralidad se pierde en los tiempos en que ningún occidental, ningún europeo había puesto un pie sobre esta tierra asombrosa”.

¡Vuela con Aeroméxico y busca nuestras promociones para Lima!